Acoes Valencia
  "Los milagros que nos acompañan"
 

Quizá no se entienda muy bien de que hablo cuando digo LOS MILAGROS QUE NOS ACOMPAÑAN… pero me explicaré o intentaré explicarme bien para ver si se entiende lo que queremos expresar.

Conocimos a Dña.Laura, es una señora calidad humana por todos los poros de su piel, esta señora cuida personas que están contagiadas de VIH, y es enfermera retirada para dedicar su vida a servir a los demás. Hace tres sábados, casi cuando llegábamos a Tegus nos fuimos con ella a conocer el proyecto de CASA ZULEMA, así se llama, está en un lugar precioso, de retiro, de paz, de silencio, de vegetación, sin coches… vamos a uno se le olvida que está en Tegucigalpa (por el ruido, la contaminación, el desastre, etc,…), así que uno llega allí y parece el paraíso, con la única salvedad de que las personas que allí viven vienen de realidades que parecen infiernos.

Dña. Laura de camino nos iba contando historias de los pacientes y yo cada vez sentía más miedo de llegar a ese lugar, en principio maravilloso y de veras que al final del día pensaba que aquel lugar era francamente el cielo o las puertas a él, y el miedo, había desaparecido por completo.

Pues bien, llegamos y nos encontramos con Wendy, Dña. Laura ya nos había contado la historia de esta niña que solo tiene 12 años y toda una vida de sufrimiento, solo os adelanto algo por no hacer de esto una crónica sensacionalista que ni mucho menos pretendo que sea, Wendy nació en la calle y su madre la utilizaba para sacar dinero de la gente, mendigar y además esta niña tiene un problema de salud importante porque tiene Cáncer de piel, además claro de estar infectada por el VIH, pero no se puede esperar más de la vida que ha llevado; por su problema en la piel, Wendy tiene un aspecto que a la mayoría de gente le produce rechazo, pero es linda, es una niña fantástica que cayo en manos de Dña. Laura y está se encargo de cuidarla, mimarla, llevarla al médico, empezar a darle tratamiento, y ahora después de años de trabajo, Wendy está bien cuidada, no diremos que está sana, pero está contenta y feliz, ahora se deja ver, sonríe, se divierte y es encantadora, la historia de Wendy me impacto mucho porque nosotros los seres humanos andamos preocupándonos demasiado tiempo de nuestro físico y no nos damos cuenta de todo la suerte que tenemos, y es que tenemos SALUD, algo tan sencillo y complicado al tiempo, SALUD que es lo que todos deberíamos cuidar porque es el mayor tesoro que tenemos. La historia de Wendy solo es un ejemplo, pero necesitaría 100 hojas para contarlas todas.

Estuvimos compartiendo el día, compartiendo con los enfermos que allí viven y con Dña. Laura que los atiende, los cuida con el único sueldo que el de verlos sonreír, felices y contentos, y aunque sabe que algunos de ellos solo es cuestión de un día que se vayan al cielo, ese día Dña. Laura sonríe y le pide a Dios que se los lleve a un lugar donde su vida sea mejor que la que ella es capaz de darles, que es mucho, ahora no se si entenderán que Dña. Laura es ese Milagro que acompaña, y que gracias a Dios, o a las energías del Universo o a las fuerzas que hagamos que nos levantemos todos los días con Salud, les damos las gracias por tener la oportunidad de conocer pequeños Milagros que vamos descubriendo y conociendo en nuestro camino.

Aquí en Honduras hay bastantes MILAGROS de este tipo, ojala el mundo fuera capaz de contagiarse de ésta enfermedad, el de querer ayudar al prójimo, al más desfavorecido y no contagiarse de la enfermedad más común del planeta, la del egoísmo y el egocentrismo que es el mal que realmente nos está matando.
 
  Hoy habia 1 visitantes (14 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=